Después de que Ernest Hemingway describiera los entresijos de los Sanfermines en los diferentes relatos periodísticos y sobre todo en la novela que dio la vuelta al mundo, conocida en castellano con el nombre de “Fiesta”, muchos han sido los que han seguido sus pasos en este peregrinaje festivo, desde visitantes anónimos de diversos países hasta líderes internacionales seducidos por la magia de sus relatos, como fue el caso de Bill Clinton que se perdió entre la multitud de la fiesta, en su juventud. Además de políticos, numerosas personalidades de las artes y de la cultura a nivel internacional, entre ellos músicos, escritores y en especial figuras destacadas del mundo del celuloide.

Hasta Pamplona han acudido muchos famosos influídos por la pasión con la que Hemingway disfrutaba las fiestas y que tan bien plasmó en sus relatos. En 1956 se rueda la versión cinematográfica de “Fiesta”, por el cineasta Henry King, con un elenco de actores famosos formado por Ava Gadner, Errol Flynn y Tyrone Power. En aquellos años visitan la ciudad varias figuras de la industria del cine norteamericana como el director y actor Orson Welles, la actriz Ava Gadner o Deborah Kerr, el actor Charlton Heston, el dramaturgo Arthur Miller con su mujer, la fotógrafa austriaca Inger Morath. Más recientemente, la nieta del escritor Margeaux Hemingway, Alfredo Bryce Echenique, el Nobel de Literatura antillano Derek Walcott o el director de cine Spike Lee. No siempre del mundo del cine, también de otros ámbitos culturales, visitantes ilustres como Matt Carney, que se convirtió en un gran corredor del encierro junto con su amigo y maestro, Jerónimo Echagüe; Alice Hall, Joe Disler, David Black, que estuvo 40 veces; Ray Morton y un joven Bill Clinton. El escritor James Michener hace un repaso en su libro “The drifters” de la presencia de todos ellos en San Fermín.

Artículos Relacionados