Este tramo, de 100 metros y con un desnivel casi inapreciable del uno por ciento, es uno de los lugares más amplios del recorrido. Los astados mantienen todavía la fuerza del inicio de carrera, aunque ven frenada su velocidad con el primer giro del trazado y tienden a acercarse al vallado del lado derecho. La presencia del vallado a ambos lados, sirve como refugio para los mozos y reduce en gran medida el peligro. Junto con Mercaderes, es el tramo en el que se han registrado menos incidentes. El número de corredores se incrementa pero todavía se puede correr y “coger toro” sin demasiadas molestias.

 

 

Tramo de Santo DomingoTramo del AyuntamientoTramo de MercaderesTramo de EstafetaTramo de TelefónicaTramo de Bajada CallejónTramo de Plaza de Toros

Artículos Relacionados