Es el tramo de unos 40 metros, comprendidos entre el final de la calle Estafeta y el callejón de entrada a la plaza de toros. Presenta una pendiente del 0’5 por ciento. Está protegido por un doble vallado a ambos lados. En él, los toros avanzan lentos, acusan el cansancio y en muchas ocasiones marchan ya sueltos. Esta zona padece también los problemas de la masificación. Veteranos corredores templan su carrera y tienen que estar atentos a la presencia de toros sueltos y de inexpertos corredores, tan peligrosos como los astados. La lucha por conseguir un lugar privilegiado delante de los toros es atroz, por lo que la fortaleza física y la habilidad juegan un papel determinante.

 

 

Tramo de Santo DomingoTramo del AyuntamientoTramo de MercaderesTramo de EstafetaTramo de TelefónicaTramo de Bajada CallejónTramo de Plaza de Toros

Artículos Relacionados