Los que conocen el Encierro saben de su peligro, ya que a lo largo de la historia se han producido más de 20 montones. Las caídas de los mozos en este tramo cerrado y descendente, y la falta de vías de escape, solucionada en parte con los huecos inferiores de las paredes (las gateras), han sido los detonantes de esos montones humanos y escenas realmente angustiosas. La masificación y las ansias de muchos corredores por entrar triunfales a la plaza acompañados de los astados, en ningún caso favorecen la eliminación de estos montones.

 

 

Tramo de Santo DomingoTramo del AyuntamientoTramo de MercaderesTramo de EstafetaTramo de TelefónicaTramo de Bajada CallejónTramo de Plaza de Toros

Artículos Relacionados