En la vida de este efusivo americano, El Toro siempre ha estado presente. En su juventud lo montaba y en la plenitud de su pasional afición, descubrió la magia de correr delante. Adrenalina? Miedo? Descubre los motivos que le empujaron a correr el Encierro de San Fermín.

Artículos Relacionados