La gastronomía de Pamplona es exquisita y supone uno de los mayores atractivos de la ciudad. En ella se concentra todo el repertorio culinario de Navarra, incluyendo en sus platos típicos los productos de gran calidad y las especialidades de toda la Comunidad Foral. Muchos de los alimentos que caracterizan la gastronomía de Pamplona son los siguientes:

Las verduras

Las verduras son protagonistas en la gastronomía de la tierra. Las alcachofas, las habas, el cardo y la borraja son las más destacadas. Alguno de los platos estrella elaborados con estas verduras tiernas y frescas son la menestra, el pisto, la piperrada y el gazpacho navarro.

Los espárragos, pimientos del piquillo y cogollicos de lechuga son productos típicos en los menús de Pamplona.

Las legumbres

Durante el invierno, las alubias rojas y las pochas son las más apreciadas.

Las setas y hongos

Las setas y los hongos que proporcionan los montes y bosques navarros, tienen un gran valor en la cocina y pueden servirse solos o acompañando a otros guisos. Uno de los más esperados es el hongo beltza, sabroso donde los haya.

Las carnes

Los famosos chuletones de buey o de ternera navarra, el cordero al chilindrón, las manos de cuto, los menudicos, el gorrín asado y las magras con tomate, son algunos de los platos más destacados en la mesa.

La caza también tiene un gran valor en la gastronomía. El jabalí, el gamo, el corzo y el ciervo son los más destacados. Respecto a la caza menor la variedad es muy amplia; conejos, codornices, liebres, palomas, faisanes, patos, tordos y perdices son algunos de ellos. Muy preciados son también los caracoles en salsa de tomate.

La tradicional matanza del cerdo, conocida como matatxerri, permite la elaboración de exquisitos embutidos como el chorizo de Pamplona, la txistorra, la birika, las salchichas blancas y la morcilla.

El relleno, tan apreciado en la ciudad y su comarca, es una especie de morcilla amarilla hecha con sebo de cordero, huevo y arroz.

El delicioso foie-gras que se elabora aquí procede del pato cebado y es un verdadero manjar.

El pescado

Las truchas a la navarra (fritas con jamón), las anguilas con pochas, la merluza a la navarra (lomos de merluza rellenos de setas), la merluza a la koskera, los chipirones en su tinta, las kokotxas o el besugo asado, no dejan indiferente a ningún comensal. El ajoarriero (merluza) es otro de los platos estrella de la gastronomía local.

La repostería

Los famosos quesos navarros de Roncal e Idiazábal acompañados de membrillo y nueces. Postres a base de lácteos como las torrijas y la lecha frita o las cuajadas y la tarta de queso, se pueden degustar en varios de los restaurantes típicos de la ciudad. Los canutillos, los chandríos y la goshua son clásicos de la repostería pamplonica. La famosa torta de txantxigorri, producto dulce muy apreciado aquí, se elabora a partir de manteca de cerdo, canela, azúcar y masa de pan (producto elaborado con el matatxerri) y no falta en ninguna pasteleria,  panadería e incluso en tiendas de alimentación.

Artículos Relacionados