Fuera del programa oficial de las fiestas, tenemos al tradicional acto conocido como el Struendo. Sin un día determinado para su celebración, se parte desde la trasera del Ayuntamiento a las 12 de la noche para atravesar las calles del Casco Viejo de la ciudad provistos de bombos, tamboriles, txistus, etc. Un minuto antes de que el reloj marque las 12, se canta el Agur Jaunak y comienza el desfile en el que cualquiera puede participar.

Consiste en hacer sonar sin descanso los instrumentos de los que se dispone, para unas horas más tarde, finalizar en el “pocico de San Cernin”. Este acto reta a los tímpanos de todo participante y de las  personas que lo presencian, con su indiscutible ritmo ensordecedor.

Artículos Relacionados