Entre el 7 y el 14 de julio, y siempre que se celebra un Encierro de toros en Pamplona, los corredores se encomiendan a San Fermín pidiendo su protección durante la carrera.

San Fermín no es el patrono de Pamplona como todavía muchos creen. Este honor recae en San Saturnino y su festividad se celebra el 29 de noviembre, fecha en la que curiosamente, no se organizan festejos taurinos: Encierros y corridas de toros. Posiblemente, por la inseguridad de que en esa fecha y en esta ciudad haga buen tiempo.

Desde el 14 de abril de 1657, San Fermín es copatrono de Navarra junto con San Francisco Javier. Pero, ¿quién era San Fermín? En el año 75 a. C., el general romano Cneo Pompeyo funda la ciudad a la que da su nombre, Pompeyo (Pamplona). En el siglo II nació en esta ciudad el hijo del senador romano Firmo, el venerado San Fermín.

Los pamploneses celebraban la festividad de San Fermín el 25 de septiembre, fecha de su muerte martirizado. Cansados de las inclemencias climatológicas del otoño, los pamploneses decidieron en 1591 trasladar la fiesta al 7 de julio y desde ese año, así se celebra.

Artículos Relacionados