Existen varias formas de ver y disfrutar el Encierro, pero… ¿qué mejor manera que hacerlo desde un balcón?

No cabe duda de que cada una de sus posibilidades te ofrece una experiencia diferente, pero te aconsejamos no irte de Pamplona sin haber vivido las emociones que sólo desde un balcón se pueden vivir. Al margen de que no sentirás los agobios propios de la masificación de las calles, de que las temperaturas mañaneras no te afectarán de igual manera, presenciar el Encierro desde un balcón va mucho más allá que eso.

¿Te imaginas no perderte ningún detalle de lo que sucede en la calle antes de que la carrera comience? ¿de sentir la llegada de la manada por los gritos de los corredores,  por sus expresiones, por los flashes de las cámaras? ¿de empatizar tanto con las personas que se encuentran en el recorrido que parecieses ser tu quien se expone a la manada? ¿de alegrarte como los corredores cuando al finalizar la carrera se reencuentran entre ellos?

Aunque las emociones y sensaciones no se pueden palpar, el Encierro es un acontecimiento tan especial y mágico que convierte lo imposible en realidad. Si, los nervios, la adrenalina, la tensión, el miedo, la alegría y un largo etcétera, parecen cobrar vida y estar presentes en el recorrido. Incluso tienen tanto poder que se apoderan de ti como si estuvieses presente en el recorrido, su poder es tal que cuando la manda pasa y un corredor hace una buena carrera te sientes orgullloso, cuando otro se cae te aterrorizas, cuando alguien ayuda a otro corredor en apuros, te emocionas, todo esto como si lo estuvieses viviendo tu en primera persona. Se puede llegar a empatizar tanto, que al desconocido lo haces conocido.

Todas estas sensaciones al mismo tiempo tienen una única forma de vivirse: viendo  el Encierro desde un balcón. No te lo pierdas.

Vive la carrera de una forma única acompañado de personas apasionadas por EL ENCIERRO, ven a Pamplona con VisitSanFermín.

Si bien un balcón es un balcón, las personas con las que decidas tener la experiencia, no son las mismas. Vivirás el Encierro como nosotros lo vivimos, cargado de sentimiento y de emociones.

Artículos Relacionados