Dónde aparcar

Existen distintas posibilidades, gratuitas y de pago, de aparcar el coche en Pamplona.

Para aparcar en el centro son dos las opciones y ambas de pago. Por un lado están los aparcamientos públicos con tarifas de parkings y por otro, las zonas de aparcamiento limitado en la calle, la zona azul.

Para conocer dónde se sitúan los parkings públicos, se puede realizar la consulta en el siguiente enlace Parkings públicos

El aparcamiento limitado en las calles de Pamplona funciona de lunes a viernes de 08:30 h. a 14:00 h. y de 16:00 h. a 20:00 h, los sábados de 08:30 h. a 14:00 h y los domingos y festivos quedan inhabilitados. Durante los Sanfermines no funciona de la misma manera; la zona azul se convierte en zona naranja y es de pago durante las 24 horas de los nueve días de fiesta, teniendo un coste máximo de 8,70 euros para estacionar el vehículo durante todo el día.

Si no se quiere pagar para aparcar el vehículo, existen parkings gratuitos en distintos barrios y cerca de las distintas entradas a la ciudad. Están bien comunicados con los autobuses de línea e incluso se puede acceder al centro a pie. En este enlace se podrá consultar la situación de los aparcamientos gratuitos en los barrios más cercanos al centro de Pamplona: Aparcamiento gratuito

Aspectos a tener en cuenta

  • Si se olvida comprar el tíquet de la zona azul o no se renueva cuando el tiempo de estacionamiento ha transcurrido, conlleva una multa y el vehículo será retirado por la grúa.
  • No aparcar NUNCA en las zonas delimitadas con líneas verdes. Son zonas exclusivas para vecinos residentes.
  • Cuidado con dejar el vehículo en las zonas de carga y descarga, sobre todo en Sanfermines. Consulta las señales verticales para identificar estas zonas y conocer los horarios en los que está permitido aparcar.
  • Si se infringe cualquiera de las normas establecidas para el estacionamiento en zonas limitadas, la multa y el pago de la retirada del vehículo del deposito municipal, está asegurado.

Recomendación

  • Para evitar situaciones en las que no se recuerde dónde se ha estacionado el vehículo, se aconseja apuntar o sacar una foto al nombre de la calle. Los nombres se señalizan en castellano y euskera y calle y kalea significan lo mismo en un idioma y en otro.

Artículos Relacionados