Coche

Otra forma de ir a Pamplona es en coche. No es necesario disponer de vehículo propio para moverse por la ciudad, pero sí para aprovechar e ir a conocer los preciosos parajes que ofrece Navarra.

Tanto para el acceso como para la salida de la ciudad, Pamplona está conectada a una red de carreteras que parten en dirección a Huesca, Zaragoza, Logroño, San Sebastián e Irún.

Si se viaja desde Madrid, se puede tomar la autopista AP-15  o la N-121 hasta Pamplona.

Desde Barcelona lo mejor es tomar la autopista AP-2 hasta Zaragoza y desde ahí por la AP-68 al enlace con la AP-15 hasta Pamplona.

Si se viaja desde Europa, se puede acceder por la AP-8 de Behovia a San Sebastián, donde se enlaza con la A-15 (1 hora de camino más rápido y cómodo), o por la N-121-A Behovia-Pamplona por el puerto de Belate (1 hora y 30 minutos de viaje más bonito y entretenido) hasta Pamplona.

Sea cual sea el lugar del que se venga, lo mejor será tener un mapa, el navegador o la ruta ya planificada desde antes. Se puede consultar previo al viaje cuál es la mejor ruta hacia Pamplona y conocer además los gastos del combustible y peajes que se deben asumir en Via Michelin

¡Buen viaje!

Artículos Relacionados